El calvo que se comió el hambre

Yo sabía que el calvo volvería por dinero. Lo sabía.

Es curioso, el calvo ha vuelto para un spot de Acción contra el Hambre y curiosamente, se ha comido la acción.  He leído más de 10 veces que “Vuelve EL CALVO DE LA LOTERÍA DE NAVIDAD”.  El calvo de la lotería. El calvo de nombre. De la lotería de apellido. Y de Acción contra el Hambre nadie se acuerda. Porque lo que importa es que el calvo haya vuelto y que siga echándonos el aliento sutilmente.

El calvo de la lotería de Navidad anunciando cosas. No sé si es buena o mala idea, pero es el calvo de la lotería vendiendo otras cosas que no son loterías. Y a mí eso me mosquea. Algo tan importante como Acción contra el Hambre pierde su sentido porque en casa solo vemos al calvo de la lotería.

Y no solo eso, sino que el calvo de la lotería resulta que ya no es el puto calvo sino “El espíritu de la Navidad”. El espíritu. ¿Por qué? ¿Por qué un calvo tiene que ser el espíritu de nada? ¿Necesitamos un espíritu navideño? ¿No puede ser alguien como… Ashton Kutcher? ¿Me puedo tirar a un espíritu? ¿Puede venir más veces que en Navidad? ¿Podemos tener hijos? ¿Hacer espiritismo es como follar?

Ains.

Ahora solo espero que vuestra Navidad sea la mejor de todas porque hace unas semanas gritabais que la navidad no sería igual sin el puto calvo. ¿No querías calvo? Pues toma calvo. Que sí, que tanto “calvo, vuelve, porfavortelopido” ha hecho efecto. Enhorabuena. Ha vuelto. Y otra vez ha vuelto para desprendernos de nuestro dinero, pero esta vez en plan bien.

¿Habéis comprado lotería?

2 comentarios en “El calvo que se comió el hambre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s