Citas de primera

Las primeras citas son una movida.  Pueden ser la mejor actuación de tu vida o el peor chiste de la historia. La risa se afloja y con suerte (aplausos – ovación) los pantalones.  Yo siempre llevo en el bolso tres cosas imprescindibles: el móvil con batería como comodín de disimulo, un libro por si me quedo sin batería y una caja de condones para leer el reverso por si el libro que he cogido de la estantería al azar ya me lo he leído.

He buscado en Google cosas sobre este apasionante tema y como ha debido detectar que soy una soltera exigente me ha propuesto como primerísima opción “¿Qué hacer en la primera cita?” de eDarling. Y como no podía ser de otra forma, lo estoy haciendo todo mal. Toda mi vida sentimental mal hecha. Mal gestionada. Así nos va.

Nuestros amigos de eDarling proponen algunos consejos para que el nerviosismo no nos atormente.

1. Cita rápida

Le recomendamos que el primer encuentro no le lleve mucho tiempo. Es una primera toma de contacto y, a veces, las primeras impresiones pueden jugar malas pasadas. El tiempo ideal de una primera cita no sobrepasa los 65 minutos. Si se están divirtiendo, es el mejor momento para acabar la cita. De esta forma, mantendrá el interés de la otra persona y ésta estará más dispuesta a acceder a una segunda cita.

Sí. SESENTA Y CINCO MINUTOS. La primera en la frente. Lo llevo haciendo muy mal toda la vida. ¿Cómo he podido ir a tantas citas sin cronómetro? ¿Cuánto tiempo habré perdido con esa gente? ¿Debí casarme con aquel chico con el que estuve TODA LA TARDE? Siguiente punto. No espera. ¿Cómo que si nos estamos divirtiendo hay que terminar con la cita? ¿Estamos locos? Vale que somos solteros exigentes pero… no. Que la vida está fatal. Nunca hay que irse a casa hasta que te das un beso o hasta que te das cuenta de que no habrá beso NUNCA. He visto muchas películas, lo sé. Pero esto es cinturón rojo de calientabraguetismo. 

2. ¿Dónde? En lugares públicos

El primer encuentro es recomendable hacerlo en un lugar neutro y tranquilo, como una cafetería. Es importante que los dos se sientan cómodos. «Cuando la invite a salir, debe tener un sitio pensado. Compruebe que ella conoce el lugar donde se encontrarán o dele las indicaciones que haga falta». Cuando piense en qué hacer en la primera cita, deseche planes como ir a cenar o al cine, lo cual hará que la otra persona no esté tan centrada en usted. Evite también lugares muy íntimos, como su casa, ya que esto puede intimidar a la otra persona y hacer que rechace el encuentro.

2 de 2 cosas mal. De joven el plan de siempre era el cine. ¿Acaso hay mejor cita que entrar a un sitio oscuro nada más verse y ver una peli sin tener que mirar a nadie a los ojos? A mí me parece perfecto. Y si él invitaba, imagínate el planazo. Luego salías del cine, te ibas a un McDonald’s y eras feliz. Tenías tema de conversación (la película) y con suerte ya te había rozado la mano. ¡La mano! Lo de evitar llenarse la boca de alimentos, discrepo. ¿Quién no ha comido croquetas en una primera cita? ¡En esos sitios hay vino! ¡VINO! Nada más que añadir.

3. Acudir sin un propósito claro

No vaya a pasar el rato o charlar sin ningún propósito, esto puede dar lugar a que su cita piense que usted no está lo suficientemente interesado en una relación. Intente enamorar y seducir.

Intenta enamorar y seducir, que para pasar el rato o charlar te vas a tomar café con tu madre. Di que sí. Totalmente de acuer¿UNA RELACIÓN? ¿Estamos locos?

4. Prepárese para su encuentro

Es importante que piense sobre algunas cuestiones previas antes de responderse a la pregunta de qué hacer en la primera cita. En primer lugar, reflexione sobre el tipo de persona con la que va a quedar. Si tiene en cuenta sus gustos y aficiones, le será más fácil conversar una vez esté allí. Por ejemplo, si sabe que es una persona deportista, puede interesarse por ese tema.

Prepárese mentalmente por si acaso se enfrenta a un plantón y llévese algo que le entretenga, como un libro. En el caso de que el encuentro sea fallido, usted tendrá algo con lo que pasar el rato y no estará sin hacer nada esperando. «Es humillante y le hará sentirse resentido», señalan Ron Louis y David Copeland en su libro.

Al leer el título, pensaba que este consejo era un “dúchate”, pero no.  Va más allá. Trata de hacer un benchmark del susodicho. Redes sociales, buscadores de internet, una llamadita a su madre… no sé, lo típico. Dedícale sin miedo dos semanas. Más vale que sobre. Pero ¿y dónde queda esa sensación de sorpresa al preguntar sobre sus favoritos? Ese escuchar “Antonio Orozco” en mitad de la conversación, “yo, el perrito” (AL HABLAR DE ANIMALES) o “¿Te gustan las croquetas? Póngame doce”. Ay…

Ah! Y lo del libro. Lo que yo decía. Condones y libro. Finales (más o menos humillantes) para todos los gustos.

5. Qué hacer en la primera cita

Louis y Copeland proponen una serie de tácticas que pueden contribuir a que su cita sea un éxito rotundo. Entre ellas, se encuentran algunas interesantes como mantener una conversación romántica, mirar a los ojos durante un tiempo prolongado, hacer reír a la otra persona, obtener información sobre ella o hacer algún cumplido.

Conversación romántica. Entiendo. ¿ENTONCES PARA QUÉ COJONES ME HAS HECHO BUSCAR LAS AFICIONES DEL SUSODICHO, VER SUS PELÍCULAS FAVORITAS O PASARME LA TARDE HACIENDO CROQUETAS? El amor así es imposible. Y si me miras a los ojos durante un tiempo prolongado no olvides los 65 minutos, que mi tiempo es oro chaval. Y cuidadito con hacerme reír porque igual me piro, no vaya a ser que… me lo pase bien y te proponga ir al cine.

6. La despedida, un momento mágico

Llega el momento de decirse adiós, ya sabe qué hacer en la primera cita, pero si usted está interesado en una segunda, es mejor que piense en un plan y se lo proponga al despedirse. Si acepta, fijen una fecha y quede en llamar otro día para concretar los detalles del encuentro.

«Es mejor quedar con ella, cuando la tiene enfrente, sintiendo la alegría que ha creado la cita», aconsejan Louis y Copeland. Recuerde que esto es aplicable tanto a hombres como a mujeres, así que procure aprovechar la magia del momento para concertar un segundo encuentro.

A mí si un tío al despedirse me dice “¿Concertamos una segunda cita?” me marcho caminando hacia atrás, intentando no caerme y sin dejar de mirarle a los ojos durante un tiempo prolongado…

Si eDarling y yo no te hemos servido de ayuda, no te preocupes, relájate. Mírate al espejo y repite tres veces: A TOMAR POR CULO, NO VOY.

Malditos solteros exigentes… ¡Nunca lo conseguiremos!

dos

Un comentario en “Citas de primera

  1. Muy bueno.

    Tengo pareja, pero si tuviera que comenzar de nuevo, preferiría tu método (el cine, el McDonalds), y las doce croquetas caseras a lo que propone eDarling.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s