Hazte así, que tienes una cookie.

Utilizo cookies propias para mejorar mi experiencia de uso mediante el análisis de tus hábitos de navegación, acercamiento y enamoramiento. Si continúa hablándome con naturalidad, considero que acepta su uso. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte mi política de cookies.

Mis cookies son ficheros que se descargan al darme un beso en la boca (sin necesidad de lengua) en el cuerpo del usuario con la finalidad de recoger datos esenciales para el correcto funcionamiento de esta relación. Aportan ventajas para el usuario, facilitándole la navegación en mi cabeza y la usabilidad de mi corazón.

Las cookies solo pueden ser leídas por mí y en ningún caso son archivos ejecutables, no pueden propagarse ni contener virus. Igualmente, mis cookies no recogen datos personales (nombres de familiares, números de teléfonos, información sobre ex novias, dirección, datos bancarios ni ningún otro).

Además, con el fin de mejorar tu privacidad, se ha procedido a codificar tu dirección de ADN, manteniendo un registro del mismo, por lo que, de este modo, la información que se obtenga mediante mi servicio de cookies es exclusivamente estadística y anónima. Me servirá para quererte más. O al menos, mejor.

¿Aceptas?

single-cookie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s