Galerías Instagram

Jueves 20:47 – Una galería cualquiera de Doctor Fourquet

Abres la puerta y todos son desconocidos, algún famosillo y mucha gente idiota con una vida que parece sacada de Getty Images. Un señor te da unas pegatinas con forma de corazón al entrar. La luz es cálida y resalta tus mejillas sonrosadas a base de pellizcos. Una cadena de bombillitas de colores rodea el local para darle más encanto. Capuccinos gigantes como alcantarillas mulliditas con espuma de afeitar. Gente paseando por la sala con la cabeza ligeramente ladeada y un gesto de victoria en los dedos. Mujeres con morritos que no pueden sonreír y hombres con cara de asco que se alegran de verte. Gatos disecados perfectamente colocados encima de un trozo de sofá vintage con los muelles rotos. Y allí estás tú. Con el eyeliner mal puesto y una copa de vino en la mano que ni siquiera te apetece. Paseas, subes, bajas y observas a la gente. Posters de playas y gente en topless de espaldas mirando al infinito, que es la pared. Montones de basura perfectamente alineados en una mesa de madera preciosa. Una esquina con arena para poner los pies. Un bizcocho de cartón sobre una cartulina blanca puesta en el suelo. Dos cactus de plástico y tres manzanas de cera. Te apoyas en la pared y pones cara de no entender nada. Un chico muy serio te pega un corazón  en la frente y se va rápido. Otro se acerca y al tocarte la cara intentando ampliar para verte mejor, te pone una pegatina sin querer. Otro te pone otra pegatina sin dejar de caminar. Uno te grita: Guapa!! sin mirarte y te coloca una pegatina en la punta de la nariz. Otra pegatina de la prima de tu ex. Y otra de tu vecino. Y otra de la tienda de animales de tu barrio. ¡Cuántos corazones! Dios mío, me pregunto cómo puedo gustar tanto sin querer. Qué éxito.

Abrumada, sales por la puerta de Instagram, te abrochas la bata llena de pelotillas, te estiras los calcetines hasta remeter el pantalón del pijama, te sientas en el suelo porque tu perro está ocupando todo el sofá, abres un paquete de patatas fritas y piensas: pues se ha quedado buena noche.

CORAZON_copia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s