Esta no es la mejor guía de Chicago, es la única guía buena.

«De personalidad arrolladora, fría y dura como el hielo pero acogedora hasta Milwaukee y más allá…» así podría empezar mi epitafio pero también la descripción de la que ya es, sin duda, una de mis ciudades favoritas.

Ocho viajes me avalan pero sobre todo un hermano chef que ya es más chicagoan que valenciano.

He estado a 35 grados y a -20 grados. He volado por 350€ y por 800€. He dormido en el mejor hotel y en la peor cama prestada. He comido por 10 y por 100 dólares. He ido sola, en pareja, con mis padres y con todos a la vez. He llevado una lista infinita de sitios y he ido totalmente borracha de improvisación.

Es por eso que me salto los preliminares propagandísticos sobre que Chicago es una gran ciudad mimimi llena de lugares estupendos que visitar blablabla con muchos restaurantes ñeñeñe una gama de tiendas inabarcable tucutucu a tope de museos tatata.

viaje

Aquí tienes los cinco sitios básicos a los que debes ir para poder decir que has estado en Chicago: Millenium Park (foto reflejo The Bean ✓), Navy Pier (foto noria y diferentes vistas a la ciudad ✓), Willis Tower Skydeck (foto al vacío  ✓), Magnificent Mile (aquí déjate de fotos y cómprate algo ✓) y United Center (para hacer las fotos mejor es aconsejable comprarse una entrada para ver a los Bulls -especial atención a las entradas de última hora-, una cerveza y un sombrero de nachos con queso ✓).

Y aquí, los cinco sitios De Primero de Chicago donde sí o sí tienes que comer o beber (o al menos entrar a hacer pis):

  • Stan’s Donuts: Lo de los donuts (necesitarás varios blueberry old fashioned).
  • Portillo’s: Lo de los famosos y baratérrimos perritos calientes y las patatas mojadas en cheddar. Sé el secreto de su famosa tarta de chocolate, pregúntame después de probarla.
  • Giordano: Lo de la pizza de medio kilo / porción.
  • Wildberry Pancakes & Cafe: Lo de los desayunos de gordos (especialistas en pancakes)
  • Black Bull: Para comer BIEN DE VERDAD y para saludar a mi hermano.

¿Cómo? ¿Que tú lo que quieres es una experiencia más pro? Pues aquí mis cinco sitios de nivel experto en Chicago (no por orden de importancia):

  • Small Cheval (LA hamburguesa con LAS patatas). Tienes la versión luxury (Au Cheval) pero te recomiendo fuertemente buscar la versión petite (más callejera, más macarrilla). No quiero hacerme spoiler a mí misma pero por la zona de Damen hay uno muy chulo.
  • Hoosier Mama. Hasta el verano de 2019 no conocí este café de cuento y, maldita sea, he tenido que recuperar en mi último viaje todo el tiempo perdido. Huele a casa en invierno, a horno encendido, a bizcocho, a masa de pastel, a café, a chocolate… Hay una mesa en la que puedes pasar la tarde con un latte entre las manos mirando embobada cómo hacen sus famosas y riquisísimas tartas.
  • Beatnik. Lo he dejado para casi lo último porque tengo que detenerme y regodearme. Está en la calle Chicago (de Chicago) así que no tiene pérdida. La joya de la corona de las joyas de la corona. Lo peor de todo es que cualquier cosa que os cuente ni de lejos se parecerá a la realidad pero lo voy a intentar: Un patio repleto de plantas, luces que entran por las vidrieras, cojines para volcar si es que te pasas con la mimosa, un dj siempre amenizando las jornadas. La cocina es un espectáculo e ilumina toda la sala… vaticino que no podrás dejar de mirarla mientras cenas o tomas el brunch (highly recommended). 

Absolutamente toda la carta es increíble desde los entrantes baba ghanoush, las patatas ‘3 ways’ (mi perdición), el pulpo ahumado con hummus, albóndigas de pollo… ay señor, ojalá pudiera elegir. Me salto los principales porque no sabría qué mencionar, si pluma ibérica, medio pato a los dos estilos o cordero a la libanesa…. Y llegamos a los postres. Y qué postres, señormío. En la foto de abajo podéis observar los que son, para mí, los mejores hits.

  • West Town Bakery & Diner: un diner de toda la vida con toques hispters de toda la vida. Posiblemente los mejores donuts glaseados de la ciudad.

  • Una buena experiencia americana debe tener buena carnaza sí o sí y este es uno de los mejores sitios carnívoros en los que he estado:  Green Street Smoked Meats. Carne ahumada a granel en bandeja. Si te atreves, pídete un combo y encontrarás, por fin, la felicidad. Ah! No te olvides del corn bread.

Captura de pantalla 2019-11-05 a las 9.47.39Captura de pantalla 2019-11-05 a las 9.49.12

Pero habrá que dormir.

Ya tienes los básicos para hacer de Chicago tu nueva ciudad favorita del mundo [insertar hada soplando purpurina mientras gira a tu alrededor] pero habrá que dormir. ¿Dónde dormir? «En una cama». Muy buena idea y mejor respuesta. No sé cuál será tu plan de viaje pero dormir debería ser parada obligatoria. Mis recomendaciones:

Opción bien: Holiday Jones está en la calle Division que mola bastante porque está en pleno barrio de gente joven, moderna, elegante y saludable donde te sentirás mejor que bien. Está cerca del centro (a unas cinco o seis paradas de metro directo) pero tranquilo que las luces del Chicago Theatre no te molestarán al dormir. No te asustes si ves que hay literas como si estuvieses de campamento de verano porque hay habitaciones privadas (aunque casi siempre con literas, eso sí, ENORMES) con una decoración muy cuidada y acogedora. Con gusto, vaya. Además, te incluye un desayuno básico, wifi y esas cosas indispensables de esta vida moderna.

Opción NOTBAD: Freehand Chicago  está en Downtown y no da vergüenza ajena, con eso ya sería suficiente. Siempre que he ido he encontrado inmejorables precios teniendo en cuenta su localización. Ambientazo cualquier día del año gracias a su cafetería “Café Integral” supah-hisptah y su bareto “Broken Shaker”. Si no sabes dónde dormir, allí estará el Macromedia Freehand.

Opción SUPERBIEN: Chicago Athletic Association Lo de molar se inventó en un sitio como este. Este es EL HOTEL. El hotel con el que siempre has soñado existe y está en la puta avenida Michigan frente a Millenium Park. Te despertarás, te pondrás el precioso albornoz del hotel y verás desde la ventana a la gente que ha madrugado haciéndose fotos en la gran alubia plateada. Por si esto no fuese suficiente, tiene un lobby, una sala de juegos, un restaurante con terraza, una piscina reconvertida en salón de eventos, unos pasillos interminables de madera, un ascensor único, una pista de baloncesto secreta y todo esto, con una maravillosa decoración que te dejará en apnea todo el rato. ¿He dicho todo el rato? Quería decir TODO MALDITO EL RATO.

Elijas el hotel que elijas, visita este sitio. Tómate un algo en el Cindy’s y aprovecha para mirar a toda la ciudad por encima del hombro.

Además de visitar ese hotel, intentaría colarme y tomarme un algo en la cafetería del Soho House Chicago o The Hoxton.

IMG_7018.JPG

E L  B A R R I O: Wicker Park

La primera vez que escribí esta guía no me di cuenta de una cosa: la mayoría de mis favoritos de Chicago estaban en el mismo barrio. Y es que, cuando viajo, odio sentirme turista y muero por adquirir la vida de un indígena aunque sea por cuatro días.

Wicker Park desde la primera vez que fui a Chicago (mi primera vez también en EE.UU) me ha permitido ser una más del lugar. Así que sí, muchos de los sitios que te recomiendo visitar están ahí (a 6 o 7 paradas del centro más céntrico, no te asustes). Si tú también buscas esa sensación, dedícale un día. Lejos del bullicio, lejos de lo mainstream.

Filter café: Mi favorito. Quizás no sea el mejor (que sí lo es) pero cuando entré la primera vez supe que quería vivir ahí (no literalmente. Bueno, SÍ). Café bueno a granel y acompañamientos bien dignos (si me queréis, lemon pie) en un lugar tremendamente cálido lleno de sofás vintage con estampados florales y sillones en los que hundirte (incluso sin querer). El ambiente es muy relajado, suena música suave y a veces hasta se escucha el silencio. Te sentirás un freelance chicagoan de toda la vida.

ACTUALIZACIÓN 2019: Cerró sin avisarme.

IMG_7209.JPG

Alliance: Una de las mejores pastelerías de mi barrio favorito. Merece la pena ir aunque sea para poner el morro sobre las cristaleras y admirar a las azucaradas creaciones como si fuesen recién nacidos a los que te vas a comer. Si te gusta el rollo bollo (jeje), de nuevo, en la calle Milwaukee está Artemio’s Bakery (una pastelería latina con mucha cosa mordible a precio de saldo).

Recientemente, justo al lado, han abierto otros dos sitios genialísimos donde tomar café y chute de dulceína: uno hispter (Foxtrot, encontrarás varios por la ciudad) y uno con trazas japonesas (Tous Les Jours Bakery).

Black Bull: Por extraño que parezca, no puedes irte de Chicago sin comer en el mejor restaurante español de fuera de España (incluso de España, oye). Yo también me pregunto por qué no existe en España un sitio así donde comer TAN bien sin que te quedes pegado a la barra, sin un suelo lleno de palillos y servilletas o sin que la tortilla esté deconstruida, las croquetas bañadas en Pedro Ximenez y unas bravas que son más invent que otra cosa. Decid que vais de mi parte, a ver qué pasa. Por favor los arroces, por favor el atún, por favor las croquetas de jamón 5 Jotas, por favor el txuletón y por favor las vieiras con ibérico. Visitad el piso de arriba (Bordel), espectáculo ¿retrovintage? non-stop.

ACTUALIZACIÓN 2019: El menú nuevo ha llegado, así que deberíais pedir sobretodaslascosas los dumplings de cocido. Os cuento brevemente la historia por si lloráis al comerlas, que sepáis la razón. Esa receta del cocido es exactamente la de mi abuela y hacía ya varios años (desde que empezó con el Alzheimer…) que yo no probaba sopa igual. Os podéis imaginar cómo me sentí al llevarme esa primera cucharada a la boca. Lloré. Así que os invito a sentir lo que sintió mi hermano al recrear este plato y lo que sentí yo a probar la sopa de mi abuela. Tal y como me dijo mi hermano «este plato me hace sentir cerca de ella, huele a ella y es muy fácil imaginársela en la cocina». 

Más comida por la zona: Big Star (tacos increíbles y rollazo), The Bongo Room (solo brunchis), Umami Burger (aros de cebolla como hula hoops) o Native Foods (100% plant-based – 100% yummy).

No quisiera yo dejar de recomendar buenas tiendas en las que hipotecarse. ¿Te gusta la música? Sin duda, la tienda Reckless Records donde siempre pasan cosas. Quizás un disco preziosi, quizás un concierto gratuito de los Whitney, quizás yo al fondo riéndome de carátulas random.

15327241_10157775297205587_3337833754973531688_n

En la misma calle: Shuga Records bastante cremi también. Y es que esa calle (N Milwaukee) es bastante top. Recórretela entera desde la parada de metro Division hasta la parada de metro Damen (allí podrás coger fuerzas con un donut de Stan o un café de La Colombe Coffee Roasters y seguir la marcha hasta Shinola, RSPV Gallery , Timbuk2, Rapha o Wayward…). Si te gustan las cosas loquísimas de comic, novela gráfica o magazines: Quimby’s Bookstore. ¿Tiendas favoritas de ropa de segunda mano: Buffalo o Kokorokoko. Y terminar con un helado de Jeni’s Splendid Ice Creams.

Más allá de Wicker Park:

Si bien es cierto que podríamos quedarnos a vivir en esta zona. Hay otras muy interesantes y que vale la pena investigar (fuera del centro más céntrico):

Wrigleyville / Lake View

Lo primero: intentar ver un partido de beisbol y apoyar bien fuerte a los Cubs. Ese estadio hay que verlo y, a poder ser, vivirlo.

Después habrá que hidratarse en alguno de los sports bars de la zona. Más tarde puedes bajar la comida o el pelotazo caminando hacia N Southport Ave (una calle tranquila donde, por ejemplo, visitar Amazon Books).

También puedes dar volantazo e ir a la calle N Clark St y disfrutar de una tienda muy especial de arte, souvenirs retrovintage (Foursided Card + Gift), una librería con libros amontonados, hacerse una foto en el escaparate de Gabby’s Barber Shop, perderse en la tienda de discos Gramaphone Records o perder la noción del tiempo en Crossroads Trading (mi tienda de ropa de segunda mano favoritísima). Puedes comer baos como si no hubiese mañana en Wow Bao.

Otro: Logan Square

Y más: Pilsen

¿Te quedaste con hambre? 

  • Un capricho es Roister, el mejor pollo frito que me he comido en la vida.
  • Si tienes ganas de mexicano hipster, no te pierdas Mercadito.
  • Si quieres una opción fina y segura: Avec
  • ¿Dónde tomarte un señor cóctel? Bordel, The Aviary o Celeste
  • Algo diferente, auténtico y sin pretensiones (siempre quise ser crítica gastronómica y decir esto): The Publican
  • Mi chino favorito de Chicago y todo Chinatown: MingHin Cuisine 
  • Cheesecake Factory: tartas de queso hasta aburrir -cosa que me parece imposible-)
  • Café Bonhomme o su vecino Beatnik on the river (ya sabes…)
  • El barco: Si necesitas urgentemente volver a escuchar español y/o beberte de un trago una JARRA de margarita, este es tu sitio. Un mexicano familiar muy particular.
  • Furious Spoon dice «where ramen meets hip-hop», no te digo más.
  • Pizza Parlor
  • Y Bar Cargo porque nunca mucha pizza es demasiada pizza. Te recomiendo pedir 50%-50% porque son pizzas-alfombras.

Más cosas:

OBVIAMENTE, no puedes irte de Chicago sin escuchar algo de jazz en directo en House of Blues (tipiquísimo),  Jazz Showcase (mi último descubrimiento, precio y calendarios muy interesantes), Green Mill o Andy’s Jazz Club.

Y si tienes tiempo, no está de más visitar tres básicos para los que no hace falta ser un cultureta: más céntrico imposible tienes el Instituto de Arte de Chicago, también estaría bien chequear exposiciones en el MCA (Museum of Contemporary Art) y el conocidísimo The Field Museum.

Si nos ponemos tontos, tenemos la avenida Michigan para desfogarnos a lo grande: Uniqlo, Dylan’s Candy Bar, Nike Town, Victoria’s Secret, Crate & Barrel, Forever21, Ulta Beauty, etc, etc y MÁS ETC. De hecho, si sigues caminando llegarás a B&N, una maravillosa librería con cientos y cientos de revistas (¡!).

Y por supuesto, no hay visita a Chicago en la que no haga mi compra -de carrito- en mi(s) supermercado(s) de confianza: Trader Joe’s, Whole Foods o Mariano’s.

IMG_7073.JPG

TIPS DE ÚLTIMA HORA

  • Súbete al The Loop (metro) y date la vuelta entera (no tiene pérdida, créeme). Es una experiencia religiosa atravesar la ciudad por medio de la ciudad. Buena opción si hace mucho frío o mucho calor, vamos… hablando de Chicago, en cualquier momento.
  • Eres turista, no huyas: muy recomendable (para hacerlo al menos una vez) subir a un tour en barco por el río. Mola bastante.
  • En la Apple Store puedes descansar en su escalinata sin pasar frío o calor.
  • Si vas en verano: alquílate una bici y recórrete toda “la costa” del lago. Hay un carril bici espectacular y podrás comprobar que Chicago, efectivamente, tiene playa.
  • Si vas en invierno: del 15 de noviembre al 24 de diciembre en el centro está el Christkindlmarket. La navidad alemana entrará por tus ojos, por tu nariz y por tu boca myfriend.
  • Sé que el arcade o el pinball y esas mierdas non tiene edad. Si eres de esos/as: Emporium Fulton Market.
  • Supongo que querrás visitar la nostálgica y archiconocida Union Station.
  • ¿Eres fan de McDonald’s? (Tranquilo/a, te guardaré el secreto). En Chicago tienes el McDonald’s International Headquarters Restaurant: el único sitio en el mundo (creo) donde tienen TODOS los menús y variedades.

¡Visite nuestro b̶a̶r̶  Chicago!

2 comentarios en “Esta no es la mejor guía de Chicago, es la única guía buena.

  1. Creo que es una de las primeras guías que me leo entera, y no porque tenga pensado pisar Chicago, sino porque me parto con lo de hipotecarme en una tienda, lo de vivir en una cafetería y lo de tu molómetro roto. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s