Microputada

Las relaciones con idas y venidas no van a ningún lado.

Microputada

Nos conocimos en Tinder y nos desconocimos en la calle.

Microputada

Te gustas tanto que no me gustas nada.

Microputada

Sigue el camino de baldosas amarillas hasta que te vayas a la mierda.

Microputada

El clítoris es eso que está un poquito más a la derecha, baja, baja… baja un poco más. Un pelín a la izquierda. Más arriba. Más. No tanto.

Microputada

– ¡Dime que me quieres!

– No.

Él no se preocupó porque sabía que a ella no le gustaba decir esas cosas. Y ella se quedó tranquila porque le había dicho la verdad.

Microputada

Salió de casa llorando con sus últimos trastos y gritando «me voy, ¡no intentes detenerme!» pero yo estaba echando la siesta y no me enteré.

Microputada

– ¿Qué son esos ruiditos?

– Es mi corazón.

– ¿Te vas a morir?

– ¡No! Solo es amor.

– Muerte asegurada.