Lo siento por los elefantes

Oda a la política española:

«Un elefante [persona de apariencia imponente pero de cerebro pequeño] se balanceaba [disfrutaba, robaba] sobre la tela de una araña [a costa de los españoles] y como veía que no se caía [nadie dice nada, nadie se queja, don’t worry] fue a llamar a otro elefante [cuñado, amigo, hijo de elefante #1]»

Y así TODO EL RATO.

images

#muyserio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s